Bienvenida

Bienvenid@s a este pequeño rincón cibernético

martes, 17 de mayo de 2011

Bordeando el Pedraforca

El Pedraforca es una de esas asignaturas pendientes que van quedando y que como esta muy a la mano siempre se va dejando para aquello de "un día de estos voy" y como tal es un gran desconocido, así que decidí pasar un día por la zona y observar el terreno.
Según dejamos la carretera C16 que sube hasta el túnel del Cadí, nos dirigimos en dirección a Saldes entre bosques de coníferas, curvas y mas curvas y de repente como una aparición se muestra majestuoso.

El Pedraforca
Nos vamos acercando a Saldes y cada vez el macizo domina mas el horizonte

El Pedraforca

Pedraforca

Saldes a los pies del Pedraforca
Llegamos a Saldes y tomamos la carretera que lleva hasta el mirador de El Gresolet, desde allí una vista espectacular de la Gallina Pelada y la cara sur de la Serra del Cadí

La Gallina Pelada

Cara sur de la Serra del Cadí

 A partir del mirador continuamos por una pista forestal que bordea la cara norte del Pedraforca, con las paredes del macizo a la izquierda y un "señor" barranco a la derecha, en estas fechas el deshielo hace que se precipiten torrenteras con las aguas de los neveros que aún subsisten por la cara norte

Aguas del deshielo

Otra barranca formada por las aguas del deshielo

Un vistazo hacía el este


El Berguedá

Continuando por la pista llegamos al Collell un lugar encantador, donde los pastos dominan el entorno, dando vista a las dos vertientes al este y oeste con el Pedraforca al sur y el Cadí al norte

Hacía el este

Al oeste

El Collell

Seguimos camino por el Coll de Torn, un lugar para olvidarse del mundo, todo es paz y tranquilidad, solo el trino de algún pájaro y el graznido de los grajos rompen el silencio y mires donde mires solo ves montañas y valles.

Coll de Torn

Desde aquí una vista espectacular de la cara norte del Pedraforca

Cara norte del Pedraforca

Cara norte del Pedraforca

 Tumbado en los pastos de la ladera, sintiendo el calor del sol que te deja adormilado, olvidando la locura urbanita, casi en éxtasis, dejándote llevar por las sensaciones, el aire, el sol, los sonidos de las aves.

Mirando el sol
Un pequeño refrigerio y bajamos hacía Bagá, últimas vistas al Pedraforca y quedan las ganas de volver otro día para recorrer los rincones que hoy solo hemos visto de pasada.

Pedraforca y Gallina Pelada desde Coll de Torn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada